Serie Salir de Deudas: Peter-el-préstamo inmortal

Salir de deudas capítulo 3

Si estás llegando a la serie Salir de Deudas directamente en esta publicación, podrías necesitar un poco de información de fondo para entender quién es Peter el préstamo y cuál ha sido el proceso para asesinarlo. Aquí puedes encontrar el capítulo 1 de esta seria en donde te cuento cómo estoy matando mi deuda, a pesar de no ganar en dólares, a pesar de vivir en un país latinoamericano y a pesar de ser mujer soltera con una hipoteca. Si yo puedo hacerlo, tú también puedes.

El resumen es que en agosto 2018 tenía una deuda por $4482 (aproximadamente, mi deuda es en moneda local). Al cierre de setiembre había logrado llevar esa deuda a $4177. Muy bien, ahora te cuento en dónde está mi deuda al cierre de noviembre 2018.

¡Pero… si quiero pagarles!

Estoy tratando de usar el método de la bola de nieve para pagar mi préstamo. Se trata de hacer tantos abonos extra como se pueda a la deuda más pequeña que se tenga y una vez pagada esa deuda, pasar a la siguiente. Como yo sólo tengo dos deudas, Peter el préstamo y mi hipoteca, empecé el préstamo.

Hacer abonos extraordinarios ha resultado ser más complejo de lo planeado. No es que sea difícil, es simplemente que el proceso es tedioso. Para empezar, tengo que hacer los abonos extraordinarios manualmente (no se pueden automatizar). Una vez hecho el depósito debo enviar el comprobante a mi acreedor por correo electrónico y esperar a que me confirmen que se recibió. Luego, cuando mi depósito automático se haga (el pago regular de cada mes) tengo que llamar para que lo apliquen también, porque de lo contrario toman el abono extra como un depósito regular e intentan regresarme el depósito regular… Es complejo. Esta complejidad me quita energía, tiempo y ganas de vivir (exagero, pero muy poco).

No entiendo por qué, si quiero pagarles, me complican tanto el proceso. ¡Literalmente estoy tratando de darles dinero! No comprendo a los acreedores.

He aprendido que tratar de pagar una deuda rápidamente puede ser increíblemente molesto, complejo y burocrático. Sin embargo, no planeo rendirme a mitad de camino porque mi meta es matar a Peter el préstamo en el transcurso del próximo año.

Los nuevos abonos extraordinarios

En los meses de octubre y noviembre logré hacer un abono extraordinario más. Esta vez el dinero salió, en parte de una consultoría que inicié en setiembre y en parte de mucho esfuerzo por gastar menos cada mes. En total fueron $575 (aproximadamente, la deuda está en moneda local).

Mi plan era aportar el doble de eso, pero una emergencia familiar me hizo destinar una buena parte del dinero a otro fin. Por suerte el dinero existía (tener una segunda fuente de ingresos nunca es mala idea).

Podría estar haciendo otras cosas con este dinero extra, como terminar de amueblar mi apartamento o simplemente planear unas vacaciones. Pero tengo muy presente que Peter el préstamo consume $131 de salario mes a mes (en abonos regulares). En el momento en que este préstamo muera, voy a tener $131 libres cada mes… eso suma $1572 al año. Vale la pena sacrificar hoy algunos ingresos a cambio de tener esa libertad financiera.

Veamos entonces el cambio en Peter el préstamo desde la última vez que lo vimos.

Total de deuda al 20 de setiembre de 2018: $4.177

Abonos aniquiladores de préstamos

Abonos regulares de octubre: $131

Abonos regulares de noviembre: $131

Abonos extra: $575

Intereses que tratan de resucitar el préstamo

Intereses ganados en octubre: $55

Intereses ganados en noviembre: $55

Total de deuda al 28 de noviembre de 2018: $3.450

Conclusión: sigo odiando los intereses, pero vale la pena hacer abonos extra. Poco a poco Peter el préstamo va viéndose menos amenazante.



El miedo al futuro

Cada vez que hago cálculos sobre fechas y montos asociados a Peter el préstamo, me pongo algo nerviosa. Mi meta inicial era terminar de pagar este préstamo antes de las siguientes elecciones presidenciales en Costa Rica (primer trimestre de 2022), pero recientemente decidí incluir la muerte de Peter el préstamo en mis propósitos de 2019.

¿Lograré terminar de pagar este préstamo antes de octubre 2019 (mis propósitos cierran en octubre, aquí puedes leer sobre eso)? Eso espero. Definitivamente estoy tratando de lograrlo, pero cada vez que pienso en eso, siento como si me hubiera tragado una roca.

Ver el futuro y sentir que es opresivo, no es nada divertido. Sin embargo, un objetivo sin un plazo es un objetivo que no se va a lograr jamás. Así que he decidido someterme a mí misma a la ansiedad de sentir que tengo una enorme tarea pendiente durante un año y esperar que eso me motive/obligue a dar la milla extra en lo que se refiere a pagar este préstamo.

Si tú también sientes ansiedad o miedo del futuro, créeme que no estás sola y no dejes de trabajar en lo que quieres. Después de todo el futuro está en construcción, así que hoy es cuando debemos tratar de mejorarlo.

Rendirse jamás

Si tengo que ser brutalmente honeste, diré que pagar deudas apesta. No hay absolutamente nada que lo mejore (aunque escribir al respecto definitivamente alivia un poco la carga). Desearía nunca haberme endeudado, seguramente tú te has sentido así algunas veces, pero lo importante es no caer en parálisis.

Cualquier esfuerzo que se haga por pagar las deudas es ya más que ningún esfuerzo. No te rindas. En los comentarios puedes contarme tu experiencia o dejar sugerencias para otras personas que también están trabajando en salir de deudas. Además, puede suscribirte al CasaCambiante de forma gratuita para recibir más información sobre finanzas. Si necesitas ideas extra para mejorar tus finanzas, revisa estas publicaciones:

Pequeños pasos para tener mejores finanzas personales

¿Cuánto debes ahorrar para cubrir tus gastos no mensuales?

¿Cómo crear un fondo de emergencias?

4 reflexiones sobre “Serie Salir de Deudas: Peter-el-préstamo inmortal”

  1. Nela!

    Buenas noches, espero te encuentres super bien (a pesar de lidiar con Peter jejej)
    te escribo desde Colombia y quiero comentarte que yo también estoy en el mismo proceso (Préstamo y 2 tarjetas de crédito =( ), y quiero decirte que me ha servido sobre manera leer tus escritos; me has dado nuevas energías para lidiar con “Romeo” (seguí tu consejo y así bauticé a mis adorados tormentos jajajaj) ojalá sigamos en contacto para que nos demos aliento en este proceso que debe terminar muy pronto, Si o Si!

    Un abrazo.

    1. ¡Hola, Giovanny!
      Me alegra saber que también estás en este proceso, significa qeu también decidiste tomar tus deudas en serio. Espero que pronto los dos estemos libres de estos tormentos.
      ¡Un saludo hasta Colombia!

      1. Que así sea Nela!

        Buenas noches… Deseándote una linda noche, gracias por responder.
        Quería preguntarte qué libros aparte del método de Marie Kondo me podrías recomendar?
        A propósito, estoy esperando con ansias el capítulo 4.

        Un abrazo N!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *