Minimalismo: La regla de Uno entra/Uno sale

Uno entra/Uno sale

¿Así que hiciste una gran limpieza y despejaste muchísimo espacio? Te sentiste ligera como un pájaro… pero ¿la sensación sólo dura unos pocos días porque de pronto tus espacios están llenos de nuevo de cosas que no quieres o necesitas? Hay una simple regla que puede hacer que eso deje de sucederte. Se trata de la regla del Uno entra/Uno sale. Es la mejor forma de asegurar que nunca vas a volver a tener espacios atiborrados de cosas.

No recuerdo cuándo fue que leí sobre el One In/One Out (uno entra/uno sale en inglés), pero me pareció sumamente lógico y bastante básico. Verás que no se trata de nada difícil, por eso funciona. Simplemente se trata de no comprar o meter cosas en tus espacios a menos que algo sea desechado, reciclado o donado antes. Es decir que por cada cosa que entra en tus espacios una debe salir.

A pesar de ser tan simple hay un par de detalles que tener en mente para que realmente funcione.

  1. El declutter inicial NO cuenta

Declutter es la palabra que existe en inglés (y creo que no existe no en español), para referirse a la actividad de sacar el clutter de nuestros espacios. Y clutter es la palabra que existe en inglés (y creo que no en español) para referirse al desorden que se genera por la acumulación de cosas que se van apilando unas sobre otras, acumulando polvo, creando caos y contaminación visual.

Cuando haces tu primer declutter (te recomiendo el método KonMarie para hacerla), vas a sentir que tus espacios son mucho más grandes, limpios y tranquilos. Todo ese nuevo espacio podría hacerte sentir que puedes ir a comprar cosas nuevas. NO LO HAGAS. Disculpa que usara mayúsculas gritonas, pero esto es muy importante.

El primer declutter no cuenta como haber sacado cosas para luego meter más cosas. El primer declutter lo que hace es traer balance a tu casa. Sacaste lo que tenías en exceso y ahora tienes lo justo, así que no regreses al exceso. Aprender a disfrutar del espacio extra que tienes y habitúate a ver superficies limpias y gavetas ordenadas. No caigas en la tentación de ir a comprar más chucherías.



  1. Primero lo que sale debe salir

No se vale comprar algo si antes no has sacado algo de tus espacios. Primero saca lo debe salir, luego puedes comprar lo que sea que quieras para reemplazarlo. Si compras cosas sin antes haber sacado algo, te va a costar más asegurar que el Uno entra/ Uno sale, se cumpla. Además, podrías comprar cosas que no necesitas realmente… si no has tenido que tirar nada, significa que todo lo que tienes está en buenas condiciones y no requieres reemplazos.

  1. Usa categorías

No se vale sacar una lámpara rota y reemplazarla con un par de zapatos nuevos. La regla del Uno entra/Uno sale aplica para categorías. Si sacar un par de zapatos que se ha dañado, entonces puedes comprar un par de zapatos nuevos. Si sacas una lámpara que se ha dañado, puedes comprar una lámpara nueva.

Cuando sacas una lámpara dañada y lo que quieres comprar son zapatos, entonces la lámpara no necesita reemplazo (una cosa menos, ¡excelente!) y tienes que ir a revisar tu zapatera para decidir si necesitas un nuevo par de zapatos, quieres un par de zapatos o sólo quieres comprar algo (a veces pasa… es una adicción difícil de combatir).



  1. Las cositas pequeñas cuentan

Esta regla aplica incluso para las cositas pequeñas, como lapiceros, botellas de agua, tazas, accesorios, prensitas para el cabello, etc. Esas cositas son las que tienden a generar más desorden, porque las desdeñamos al parecer insignificantes.

Sin embargo, te aseguro que, si antes de comprar un nuevo par de aretes, regalas o vendes unos viejos, tu joyero siempre se verá perfecto. Lo mismo si regalas esas tazas extra que te dieron en tu cumpleaños en lugar de meterlas en tu alacena junto con las que te dieron en Navidad (del año antepasado). Cuida los pequeños detalles y verás como el orden se mantiene en tu casa.

  1. Haz una revisión periódica

Planea hacer una revisión periódica al menos una vez al año en todos tus espacios (casa, oficina y auto como mínimo). Siempre hay cosas que logran escabullirse en los rincones cuando no estás atenta. Al menos una vez al año haz el ejercicio de revisar lo que hay en tus gavetas, alacenas y repisas. Si tu primer declutter fue bueno y has sido constante con la regla del Uno entra/Uno sale, estas revisiones no te tomarán mucho tiempo.

Esta es una excelente práctica, no sólo para regresar al balance, sino también para analizar cuáles son las cosas que llegan hasta tus espacios sin que tú lo notes. En mi caso, son camisas con el logo de la universidad para la que trabajo y papeles como tarjetas de presentación, volantes, etc.

He aprendido a ser más consciente de estas cosas. He dejado de recibir volantes cuando salgo y he empezado a regalar las camisas a compañeras de trabajo que las usan seguido.

 

Como ves, la regla del Uno entra/Uno sale es sumamente simple. No tiene pasos difíciles ni necesita mucha preparación. Simplemente debes mantenerte atenta a lo que estás comprando o recibiendo y tomar la decisión consciente de evitar que tus espacios se llenen de cosas innecesarias.

En la sección de comentarios puedes contarme si has puesto esta regla en práctica y si tienes consejos para que funcione al 100%. Además, puedes suscribirte al blog para recibir más información en tu correo. También podrían interesarte estas otras publicaciones:

Minimalismo: 10 preguntas para iniciar

20 cosas que deseché de mi vida gracias al minimalismo

Reto Minimalista: Declutter de 70 cosas en 7 días.

 

 

 

Un comentario acerca de “Minimalismo: La regla de Uno entra/Uno sale”

  1. Hey! Aquí Jaír, de EfectiVida.
    Muy interesante el artículo, Nela. Me gustó el punto que dijiste de que primero debe salir algo y después entrar otra cosa. Normalmente se aplica la regla al revés.
    Creo que, incluso, si se evita la duplicidad de algunos objetos (como cuando tenemos varias cosas que hacen la misma función), se puede sacar varios objetos por uno solo que entra.
    Por cierto, lo de que cuando vacias un espacio, la tendencia es llenarlo, lo explica muy bien la ley de Parkinson. Aquí dejo un enlace por si interesa saber más: https://efectivida.es/blog/la-ley-de-parkinson/
    Un placer leerte Nela, como siempre.
    Saludos desde Canarias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *