Consejo para minimizar en cinco minutos o menos

Consejos para minimizar en cinco minutos o menos

A veces no tengo tiempo para ordenar, mucho menos para minimizar. Otras veces simplemente tengo mejores ideas de qué hacer con mi tiempo y estoy segura de que a ti te pasa igual. Pocas personas quieren pasar el día ordenando y decidiendo qué cosas hay que donar o reciclar. Por eso, tener un As bajo la manga puede ser muy útil. Y tener más de uno es mejor todavía. Hoy te voy a dar algunos tips e ideas de cómo ordenar y minimizar en periodos de cinco minutos o menos.

Yo sé que empezar un estilo de vida minimalista no es sencillo. Hay demasiadas cosas que nos venden a diario, pero eso no es todo. ¡Hay demasiadas cosas que ya tenemos! ¿Cómo se supone que nos mantengamos ordenadas si tenemos chucherías en todos los rincones?

Cuando empecé a pensar seriamente en el minimalismo, lo que más me costó fue encontrar el tiempo para empezar de verdad. Leí muchísimo, pero leer un artículo o un libro se puede hacer en pequeños tractos de tiempo. Sin embargo, ordenar requería un extenso periodo de horas (al menos eso creía) y yo no lo encontraba. La buena noticia es que no hay que encontrarlo. Pequeños esfuerzos se acumulan y dan resultados excelentes.

Esta es una lista de todas las cosas que pude haber hecho y de muchas que ya hice, que no toman más de cinco minutos y que traen una enorme satisfacción cuando están listas.

Minimizar en cinco minutos

  1. Mesa

Tomate cinco minutos para devolver a su lugar cualquier cosa que esté en la mesa y que no deba estar ahí. No necesitas ordenar todo lo que está ahí, solamente identifica las cosas que tienen claramente otro lugar asignado y llévalas a ese lugar. Listo, acabas de quitar de tu mesa cosas que llevaban ahí días (o meses) y las regresaste a su lugar. Tienes más espacio en tu mesa y la paz mental de saber que esas cosas viven ahora en su lugar correcto. Si en el camino encuentras basura, tírala.

  1. La gaveta de las chucherías

Todas tenemos una gaveta llena de chucherías, lapiceros, clips, lápices, marcadores… Enfócate en un artículo, por ejemplo, lapiceros. Saca todos lo lapiceros que veas sin tener que vaciar la gaveta por completo y pruébalos a ver cuáles sirven. Tira los que no sirven y los que sí funcionan, átalos con una cinta o una liga (en Costa Rica una liga es una de esas banditas de goma elástica). Puedes regresar a la misma gaveta en unos días y hacer lo mismo con otra categoría, por ejemplo, clips o marcadores.



  1. Dona tres prendas de ropa que no uses.

Asómate en el rincón más oscuro de tu armario y saca tres prendas de ropa que no uses. Son sólo tres y pueden ser blusas, pantalones, vestidos, zapatos, cinturones, etc. Simplemente mete en una bolsa esas tres prendas de ropa. Mi recomendación es hacer esto una vez a la semana si estás comenzando. En un mes, tendrás una bolsa de ropa lista para llevar a la iglesia o tu caridad de preferencia. Hay personas que necesitan esas donaciones y que ven su vida mejorar debido a esas donaciones. Si tú ya no usas esa ropa, alguien más puede aprovecharla. Además, es una forma rápida de ir purgando tu armario sin tener que pasar por el trauma de sacarlo todo de una vez.

  1. Adornitos

Revisa tus repisas y deshazte de cualquier adorno que no ames. Has un recorrido por las repisas de tu casa y ve quitando los adornos que están quebrados o que simplemente no te encantan. ¿Para qué los tienes si no los amas?

  1. La refrigeradora

¿Hay algo en tu refrigeradora que lleva demasiado tiempo ahí? Es hora de tirarlo. Tu refrigeradora se verá más ordenada y no correrás el peligro de enfermarte por comer algo viejo. Si hay demasiadas cosas ahí, empieza por las que están a la vista. Cuando saques unas cuantas cosas será más fácil ir penetrando hasta las profundidades de tu refrigeradora. No tienes que hacerlo todo en un solo día, puedes ir por niveles (de arriba hacia abajo), esa es una forma fácil de hacerlo sin sacrificar demasiado tiempo.

  1. Escritorio

Revisa si hay papeles en tu escritorio que pueden ser reciclados. ¿Revistas viejas? ¿Hojas sueltas sin sentido? ¿Correo que no necesitas? Ponlo en la papelera de reciclaje y olvídate de remover todos esos papeles para encontrar los que sí necesitas.

  1. Cama

¿Hay algo bajo tu cama que no debería estar ahí? Saca todo lo que tiene asignado un mejor lugar y llévalo a ese sitio. Es importante que no acumules cosas bajo tu cama, ahí pasas una buena parte de tu tiempo y no es saludable dormir sobre una pila de objetos que acumulan polvo, humedad o ácaros.



  1. Joyería

Saca la que ya no usas. Sabes que no la usas, así que no finjas que vas a empezar a usarla ahora. Recuerda que se trata de terminar en menos de cinco minutos. Simplemente lo que no usas, tíralo, recíclalo o dónalo.

  1. Botellitas

Revisa tu baño y cuarto. Todas las botellitas de champú, crema o maquillaje que estén vacías van directo a tu basurero o al reciclaje. No necesitas envases vacíos, ya cumplieron su función.

  1. Dar gracias

Finalmente, una de las prácticas que más recomiendo es poner por escrito las cosas que agradeces cada día, semana o mes. Tómate cinco minutos para escribir dos o tres cosas por las que te sientes agradecida. Es una práctica increíble. Verás que darás gracias por muchas de las cosas materiales que todavía tienes, también agradecerás los espacios que te quedan cuando dejas ir cosas sin uso y, la mejor parte, es que notarás que las cosas que de verdad te hacen sentir agradecida no son cosas, sino personas y experiencias. Esta es una excelente forma de mantener en mente lo que de verdad añade valor a nuestra vida.

 

¡Listo! Ahí tienes una lista de tips e ideas que puedes poner en práctica en cinco minutos o menos para mantener tu casa ordenada y avanzar en tu camino minimalista. Espero que te sirvan para comenzar sin sentirte abrumada. Recuerda que el minimalismo no es una competencia, así que no se trata de hacerlo todo de una vez. Vive a tu ritmo.

También te recuerdo que puedes suscribirte a Casa Cambiante para recibir correos con información extra de forma gratuita. Y si esta publicación te gustó, pero buscas algo más agresivo, pueden interesarte estas otras publicaciones:

Compilación de retos minimalistas

Organiza tu armario y deja de comprar ropa

Límites de espacio para evitar el desorden

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *