10 formas de reducir la negatividad

10 ideas para reducir la negatividad

Un estudio de la universidad de Chicago demostró que la negatividad se contagia. Teniendo en cuenta la cantidad de personas con las que estás en contacto en un día cualquiera, es posible que esto te alarme tanto como a mí. Además, está el hecho de que la negatividad, a diferencia de la gripe, puede llegar hasta nosotras a través de los medios de comunicación… correcto, puedes contagiarte de negatividad desde la radio o el periódico. Aprende a evitarlo con estas 10 ideas que te ayudarán a mantener la negatividad lejos de tu vida.

El estudio publicado por el Chicago Press Journal es algo viejito (2007) pero sus resultados demuestran algo que de seguro ya has notado. Estar rodeado de personas negativas te convierte en una persona negativa.

La negatividad se contagia y no puedes vacunarte contra ella, pero puedes tomar medidas preventivas que te ayudarán evitarla. Aquí te dejo una lista de 10 ideas simples que pueden servirte para vivir tus días de forma más positiva.

  1. Saca de tus redes sociales todo lo que te molesta

En redes sociales hay de todo. Eres capaz de decidir a quién seguir con tus redes sociales y a quien no. Pero a veces sigues a personas que sabes que te molestan. Otras veces encuentras publicaciones que tus amigos han compartido y que podrían no hacerte feliz… o peor todavía, tal vez sigues a algún político en redes sociales.

Cuando alguien publica contenido que te molesta, no ganas nada con leerlo y menos con responderlo. Lo único que estás haciendo es dándole más clics y publicidad a una publicación que, posiblemente, es eso lo que busca.

Los expertos en redes sociales saben explotar tus emociones (positivas y negativas) para conseguir más vistas. Cuando respondes a una publicación que te molesta no estás luchando contra ella, estás dándole publicidad.

Recuerda que “no es mala publicidad si la gente habla de ello”. En otras palabras, con tal de que se comparta el link o se visite el sitio, muchos publican al propio contenido que saben que te molesta, porque tus emociones se encienden cuando estás enojada y te dejas llevar. Y así ellos ganan tráfico en su página o perfil.

Haz una limpieza de tus redes sociales. Después de todo, tus redes sociales son de cierta forma espacios en los que vives. Tienes derecho a convertirlos en espacios seguros.

Tal vez te interese esta publicación sobre redes sociales y minimalismo.



  1. Aléjate de las noticias

Si el mundo se va a acabar mañana, te aseguro que alguna amiga te va a avisar. No necesitas ver las noticias para estar al tanto… además es posible que no sea tan malo como lo pintan. No sé tú, pero yo he sobrevivido ya a un buen puñado de “fines del mundo”, el más famoso posiblemente sea el del 2000 en el que todas las computadoras iban a destrozarse… y mira, no pasó nada.

A donde quiero llegar es a que los noticieros tienden a ser más exagerados de lo que deberían. Por supuesto lo hacen para llamar la atención de las personas y vender sus noticias. Así que podemos asumir que cualquier catástrofe que se ve en televisión tiende a ser exagerada más allá de los verdaderos hechos.

Sin embargo, a qué esto no lo sabías: existe la desesperanza aprendida. Es un tipo de comportamiento que aparece cuando una persona no es capaz de reaccionar frente a situaciones negativas porque siente que cualquier acción que tome no cambiará la situación negativa.

Cuando ves noticias sobre todas las tragedias que no puedes cambiar empiezas a sentirte impotente y tu sistema empieza a asumir que así es la vida y que no hay nada que esté en tus manos hacer. ¿Te has sentido así? Tal vez sea culpa de las noticias, que por lo general nos alimentan con información sobre nuevas formas de morir sobre las que no tenemos control.

Deja de consumir noticias o consúmelas en pequeñísimas dosis. No dejes que los noticieros te contagien con su negatividad.

  1. Aléjate de personas negativas

Pon distancia entre las personas negativas y tú. Y esto es literal. Levántate y muévete lejos. Yo he trabajado en la cafetería cuando una persona negativa estaba mostrando todos sus colores… de hecho he trabajado en varias cafeterías (a veces por el placer de cambiar de ambiente) pero a veces para escapar de una junta de lamentaciones que no me va a subir el ánimo.

Pon una excusa cualquiera y aléjate. Esto no se trata de ser grosera o mala persona. Se trata de no contagiarte de un virus que ellos llevan, puedes verlo como un tema de salud.

Además es importante que no entres en los círculos personales de personas negativas y por nada del mundo los metas en los tuyos. No quieres a esas personas cerca.

Nadie quiere lidiar con los síntomas de una gripe y mucho menos contagiarse. Bueno, tampoco tienes que lidiar con los síntomas de la negatividad de otros o convertirte en una persona negativa.

  1. Pon límites

Todas tenemos temas sobre los que no queremos hablar. Tal vez sea un exnovio, política, religión o tu pasado. No tienes que hablar con cualquiera sobre temas que te bajan las pilas (podrías considerar hacerlo con un terapeuta en algunos casos).

Pon límites. Si el tema de política te lleva a un sitio negativo, cuando el tema aparezca di amablemente que no quieres hablar de eso y cambia el tema.

Si una persona no respeta tus límites, entonces regresa al punto tres y aléjate físicamente de esa persona. Tienes derecho a que se respeten tus límites y si alguien más no lo hace ¿para qué quieres a esa persona en tu vida?



  1. Nadie quiere oír tu drama

No hay una forma dulce de decir esto. Lo siento. Te lo digo con amor y como un consejo para que seas feliz. De verdad, nadie quiere oír tu drama.

El drama no te hace una persona más interesante. Tampoco te vuelve una persona más humana, ni genera en otros sentimientos positivos por ti. El drama te hace la reina del drama, nada más.

Las únicas personas que podrían estar interesadas en tu drama son personas chismosas que no quieres como amigos. Así que has de tu vida una zona sin drama.

Si hay temas que te duelen y de los que necesitas hablar, busca ayuda profesional. Hay clínicas de terapia (incluso gratuitas) en muchas partes. También puedes buscar guía espiritual si ese es tu estilo. Pero no lleves tu drama a la oficina, ni lo esparzas sobre todas tus amistades o familia. Nada positivo va a salir de ahí.

  1. No te quejes

Esto también lo digo con amor. No seas la persona que se queja por todo, porque esa persona es molesta.

No es que a los demás no les importen tus problemas, es que los demás tienen sus propios problemas con los cuales lidiar. Todos llegamos a este planeta sin manual. También, todos estamos tratando de hacer lo mejor posible con lo que tenemos a la mano. Así que todos podríamos quejarnos por cientos de cosas (grandes y pequeñas) a diario.

Si te vas quejando de todo, otros sentirán que tienen también derecho a quejarse y luego otros y otros lo harán. Una sola queja puede desembocar en una junta de lamentaciones. No seas la persona que genera ese tipo de situaciones.

Además, a diario hay cientos y cientos de cosas (grandes y pequeñas) que podrían hacerte muy feliz. Si te enfocas en lo malo se te va a escapar lo bueno.No dejes que se te escapen las cosas buenas.Tal vez te interese esta publicación sobre cómo aprovechar los pequeños momentos de felicidad.

  1. Contagia sonrisas

Las sonrisas, como la negatividad son contagiosas. Sonríele a tus colaboradores, a tus clientes, a tus hijos, a tu pareja, a tus compañeros de trabajo… tal vez no le sonrías a gente extraña en la calle… o tal vez sí.

Una sonrisa puede generar muchas más. Además, sonreír al ver a otra persona hace que esa persona se sienta apreciada y es posible que obtengas muchas sonrisas de regreso.

🙂

  1. Haz feliz a otros de forma espontánea

No se trata de dejar tirada tu agenda una semana. Tampoco se trata de comprarle un yate a tu hermana. Se trata de tener pequeños detalles lindos con otros.

Déjale una nota en el espejo a tu pareja. Llévale una galletita a tu secretaria. Mándale un correo largo y hermoso a tu amiga.

Sé positivamente espontanea, esto no sólo hace que otros se sientan bien, también te hace sentir bien a ti, porque nos sentimos complacidos con nosotras mismas cuando complacemos a las personas que amamos.



  1. Mejora tu estado de ánimo de forma natural

Hay formas sencillas de mejorar tu estado de ánimo: beber suficiente agua, hacer ejercicios, usar aceites esenciales, comer galletitas, salir a caminar, cantar en el carro o en la ducha…

Busca las cosas que te hacen feliz.

Para mí son las galletitas y el gimnasio. Así que tengo un suministro grande de galletitas y una membresía anual al gimnasio.

Ten a mano las cosas que te hacen feliz y úsalas. Tienes el derecho y el deber de combatir la negatividad que llega hasta tu puerta.

  1. Cuídate

Pase lo que pase en tu vida, tu primera responsabilidad eres tú misma. No hay forma de que puedas hacer feliz a otros si tus necesidades no están satisfechas. Así que cuídate. Date de comer comida sana, llévate al parque el fin de semana, haz unas cuantas sentadillas, regálate un helado y guíñate un ojo en el espejo, has lo que te haga sentir bien.

Tienes el derecho de cuidarte. ¿Cuidarte es llevarte a un spa o cocinar tus cupcakes favoritos? Tú lo sabrás, pero asegúrate de que te estés dedicando el tiempo suficiente para estar bien.

Recuerda que sólo tienes el cuerpo en el que vives, así que cuídalo. Y recuerda que vas a vivir toda tu vida contigo misma, así que trátate bien.

Además, cuidarse a una misma es lindo. Te sube la autoestima y hace que sea más fácil lidiar con lo que el mundo te lance.

Espero que estos consejos te sirvan para sacar la negatividad de tu vida. En el mundo en el que vivimos hay muchas cosas malas, es verdad. Pero también es verdad que todas tenemos el poder de hacer cambios (aunque parezcan pequeños). Así que hazlos, mejoremos el mundo una persona a la vez. También podría interesarte esta publicación de ganaci.com en la que ellos comparten otras ideas para reducir la negatividad en tu vida.

Si tienes preguntas o comentarios, déjalos al final de la página. Me encanta leerte. Y si esta publicación te interesó, tal vez encuentres algo útil en estas otras:

Publicación de gananci.com: 8 pasos para eliminar la negatividad

¿Cuándo decir que sí y cuándo decir que no?

11 beneficios del minimalismo en el día a día

2 reflexiones sobre “10 formas de reducir la negatividad”

  1. Nela me encantaron tus 10 ideas……yo suelo fallar en la 6……me quejo demasiado…pero tienes razón debo dejar de lamentarme por todo

    1. ¡Hola, Harold!
      Estoy segura de que puede smejorar el punto 6. Es cuestión de que te cuando lo detectes te detengas. Poco a poco todo puede cambiar.
      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *