Favoritos del mes de junio

Favoritos del mes de junio

Cada mes trato de dar gracias por las cosas buenas que pasaron. Recordar lo positivo es mejor que recordar lo negativo. Además, como minimalista, me trato de enfocar en las cosas que le añaden valor a mi vida y definitivamente he notado que esas cosas se recuerdan mejor cuando se anotan periódicamente. Si no tienes el hábito de anotar lo bueno y ser agradecida, te recomiendo empezar a hacerlo. Tu vida mejora cuando lo haces. En esta publicación puedes leer sobre las cosas que yo agradezco el mes de junio.

Esta publicación puede contener links afiliados. Para más información sobre nuestros links afiliados revise las políticas del blog.

  1. Libros

El poder: Naomi Alderman (2016)

Escuché hablar sobre este libro hace unos meses y al fin decidí leerlo y ¡wow! Me encantó. Trata sobre un mundo muy similar al nuestro con la única diferencia de que en ese mundo las mujeres tienen un cierto poder físico que los hombres no tienen. Esto implica que el balance del poder físico está inclinado hacia las mujeres y sólo ese pequeño detalle logra desatar guerras, cambiar el balance político e incluso crear nuevas naciones.

La novela está narrada buscando darle un sentido histórico (siempre dentro de ese mundo), pero por supuesto profundiza en las vidas privadas de los personajes principales. Es un excelente libro que deja mucho en qué pensar y que sería un muy buen regalo de cumpleaños para cualquier mujer y también para algunos hombres inteligentes (jeje).

El puente hacia el infinito: Richard Bach (1984)

Richard Bach es uno de mis autores favoritos. Las tiendas de libros lo colocan en la sección de Nueva Era o de Autoayuda porque hasta las tiendas de libros cometen errores a veces. Él escribe novelas y todas son maravillosas. Este mes de junio, releí El puente hacia el infinito.

Es uno de mis libros favoritos de todos los tiempos. Es una historia de amor muy al estilo de Richard Bach. Hay almas gemelas y sueños de futuros posibles y pasados. Si no te da miedo leer algo que podría hacerte creer que hay más de lo que se ve, este libro es para ti.

  1. Vacaciones / Apartamento

Mi apartamento ha estado en remodelación hace bastante. En junio saqué una semana de vacaciones para poder atender a los contratistas que hicieron el cambio de la instalación eléctrica. Todavía no han terminado (terminan la primera semana de julio) pero ya puedo ver mejoras sustanciales. Además, he descubierto que hay cierta felicidad asociada a ver cables nuevos colgando de los apagadores de las luces, en especial cuando esos cables cumplen con el código eléctrico del país.

  1. Dejar el acondicionador

Este mes de junio dejé de usar acondicionador para mi pelo. ¿Por qué? Porque el acondicionador contiene ceras que recubren el pelo, haciendo que parezca brillante y sano, pero en realidad lo que logran hacer es sellarlo evitando que se humecte realmente… al menos eso dicen por ahí.

Lo que he descubierto sin usar acondicionador es que no pasa nada… Y yo tengo el pelo largo, muy largo (estoy dejándolo crecer para donarlo). Lo único que debo hacer es lavarlo con champú y en la ducha lo peino mientras lo enjuago con agua fría… bueno, no del todo fría, pero más fría que tibia. Mi pelo queda bien. Si está más hidratado o no, la verdad no lo sé, pero descubrí que hay un producto de cuidado personal que consideraba necesario y que en realidad no lo es. Una botella menos en la ducha.

  1. Al fin me pagaron mi segundo trabajo

Si no lo sabes, te hago el resumen. Hace más de un mes cambié de segundo trabajo (doy clases en una nueva universidad, como nuevo segundo trabajo). El salario iba a ser mejor, excepto porque no me habían pagado una sola quincena… hasta junio. Al fin llegó mi salario, justo a tiempo para terminar mi arreglo eléctrico en el apartamento. Estoy muy feliz.

  1. Día del padre

En Costa Rica se celebra el día del padre el tercer domingo de junio. Siempre me gusta el día del padre, es una excelente excusa para comprar plantas aromáticas y queque (las plantas fueron el regalo a mi papá y el queque nunca sobra). Además, el queque que compré era en realidad un pie de coco y limón y estaba delicioso, si alguien conoce una receta sencilla para lograr ese pie, lo agradecería mucho.

 

Estas son las cosas que más alegría me trajeron este mes de junio. Espero que tú también tengas cosas buenas que agradecer. Si no estás acostumbrada a llevar un diario de agradecimientos, inténtalo. Puedes hacer notas en tu teléfono, enviarte un correo o simplemente anotarlo en una hoja de papel. Te aseguro que darle relevancia a las cosas buenas que pasan cada mes es parte de llevar una vida con sentido.

Si quieres leer mis favoritos de meses anteriores, puedes ver estas publicaciones:

Favoritos del mes de mayo

Favoritos del mes de abril

Favoritos del mes de marzo

3 reflexiones sobre “Favoritos del mes de junio”

  1. Que lindas cosas te han pasado!
    Las remodelaciones son una pereza, pero lo importante es que ya estas en eso, y eso significa que es un trabajo que pronto puede terminar.

    Un abrazo!

  2. Hasta ahora cuando leía favoritos del mes eran de blogs de chicas que compraban y compraban más y más cosas, es la primera vez que leo favoritos de cosas interesantes y no insustanciales, me encanta tu página, estoy enganchada!

    1. ¡Hola, Estela!
      Me alegra saber que te interesan. Podrías escribir tus propios favoritos cada mes, es una actividad muy buena para tener el foco en lo que importa.
      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *