Compilación de retos minimalistas

Compilación de retos minimalistas

El minimalismo requiere trabajo… a menos que lo conviertas en un juego. Jugar es divertido, fomenta la creatividad, nos mantiene enganchadas y nos ayuda a lograr metas sin sentir que hicimos grandes sacrificios. Esta publicación es una compilación de diferentes juegos y retos minimalistas que puedes poner a prueba. ¿Lista para comenzar?

  1. Proyecto 333

Este proyecto está dando vueltas por el mundo desde 2010, cuando Courtney Carver publicó al respecto en su blog Bemorewithless.com. El proyecto 333 incluso tiene su propia página web.

Las reglas son simples (a partir de aquí voy traduciendo lo que Courtney ha publicado en la página del proyecto).

  • Cuándo: Cada tres meses.
  • Qué: 33 piezas que incluyen ropa, accesorios, joyería, abrigos o similar y zapatos.
  • Qué no: estas piezas no incluyen
    • anillo de bodas o alguna otra pieza de joyería sentimental que nunca te quites.
    • ropa interior.
    • pijamas
    • ropa de estar en casa.
    • ropa de ejercitarse (pero sólo puede usar esta ropa para hacer ejercicio).
  • Cómo: Elije tus 33 piezas, todo lo demás se va a una caja, se sella la caja y se coloca donde no la veas a diario.
  • Qué más: se debe considerar que estas creando un armario con el que puedas vivir, trabajar y jugar por tres meses. Recuerda que este proyecto no se trata de sufrir. Si tu ropa no te queda o está en malas condiciones la puedes reemplazar.

Este es uno de los retos minimalistas con más seguidores en línea. Y viene con algunos extras, si te interesan.

Los extras del proyecto 333

Si tus primeros tres meses fueron un éxito, aquí hay una lista de sugerencias para los siguientes tres meses. (Esto también lo estoy traduciendo de la página de Courtney.)

  1. Donar las piezas que estaban en tu colección 333 y no usaste los primeros tres meses.
  2. Empezar a crear el armario de los siguientes tres meses con las piezas de la colección actual. ¿Qué piezas se van a quedar para los siguientes tres meses?
  3. Empacar los artículos de la colección actual que usaste pero que no vas a usar en los próximos tres meses y rotular la caja. Podrías querer usarlos en un año, cuando el clima sea similar.



  1. Reto 10×10

Este es un reto de Lee Vosburgh, que viene desde 2015 y que se ha publicado en su blog StyleBee.ca. Este reto también tiene su propia página web y es esta. Este podría o no ser uno de los retos minimalistas, sea como sea, es divertido y ayuda a fomentar la creatividad en el armario, usando unas pocas prendas de ropa.

El fin de este reto, según Vosburgh, era ser más creativa con su armario. El reto es simple, eliges diez prendas de ropa y las usas por diez días. En tus diez prendas debes incluir:

  1. Blusas
  2. Abrigos, sacos o capas
  3. Pantalones
  4. Vestidos
  5. Zapatos

Los accesorios no cuentan, así que puede agregar sombreros, joyería, bolsos, bufandas o guantes. Este reto ayuda a encontrar combinaciones que antes posiblemente no habías visto.

Vosburgh da una fórmula para principiantes que podría servirte si quieres empezar con este reto. La fórmula es esta:

  • 2 pares de zapatos (unos altos y unos bajos)
  • 4 blusas (se recomiendan prendas que puedas usas unas sobre otras con facilidad)
  • 1 vestido
  • 2 pantalones
  • 1 abrigo, saco o capa

Unos últimos consejos, elije colores que sean fáciles de combinas entre ellos. Mantén entre tus prendas algunas de tus favoritas, esto hará más simple el reto. Asegúrate de elegir prendas que puedas lavar fácilmente porque podrías tener que hacerlo en el transcurso de los diez días del reto.

 

  1. Una fiesta de declutter

Todavía no doy con una traducción para declutter que me guste, así que sigo usando el término en inglés. Clutter se refiere al desorden que se genera cuando se acumulan demasiadas cosas. Declutter implica deshacerse de ese desorden sacando lo que se ha ido acumulando.

Esta fiesta enttra en mi lista de retos minimalistas, porque es una alternativa interesante y divertida para reducir cosas innecesarias. Una fiesta de declutter es una fiesta a la que se invitan algunos amigos cercanos y honestos para que te ayuden a tomar decisiones difíciles. Es más fácil dejar ir ciertas cosas, si lo haces con la ayuda de alguien. Además, es más divertido también.

¿Qué se debe hacer? Es simple, eliges un área de tu casa que quieras atacar y con la ayuda de tus amigos lo haces. Ten presente que no se trata de conseguir mano de obra gratuita para limpiar el garaje… se trata de tener alguien que te ayude a recordar quién eres.

Por ejemplo, podrías decidir hacer la fiesta de declutter enfocada en tu armario. Tus amigos pueden ayudarte a recordar qué de lo que está ahí usas seguido y qué jamás te han visto usar. Así es más sencillo saber qué debe irse.

Luego paga el favor y cuando tus amigos te inviten a su fiesta de declutter asiste y ayúdalos a ordenar sus espacios.

Y por supuesto toda fiesta es más divertida si hay comida y algo rico para tomar.



  1. Reto minimalista: zapatos

Si quieres probar las aguas del minimalismo, pero no quieres tirarte de cabeza todavía, este reto te puede ayudar. Puedes leer todo al respecto aquí.

Es simple, yo lo hice hace unos meses. Elije un par de zapatos. Uno sólo y úsalo por dos semanas completas. Para ir a trabajar, salir con amigos, ir al supermercado… usarás el par de zapatos elegido. Elija un par de zapatos versátil y cómodo. Créeme que es fácil.

En casa puedes usar tus pantuflas o sandalias de siempre y si haces ejercicio puedes usar tus tennis. Todo lo demás lo harás con los zapatos elegidos.

Este reto es sumamente sencillo de hacer, te ayuda a poner en perspectiva cuántos zapatos de verdad necesitas y a darte cuenta de que las demás personas no están interesadas en lo que usas sino en lo que haces, dices, piensas… en fin, les interesa quién eres. Créeme que el mundo no se acaba si usas los mismos zapatos por dos semanas y créeme también que es posible que el mundo no lo note siquiera.

Cuando yo lo hice, el resultado que obtuve fue un nuevo par de zapatos favorito. Justo hoy estoy usando los zapatos de mi reto. Me encantan, aprendí a combinarlos bien con mi ropa, encontré trucos para que vean genial con cualquier pantalón (como doblar el ruedo del pantalón para darle un detalle y al mismo tiempo el largo correcto para mis zapatos).

Si quieres leer todos mis aprendizajes, puedes ir aquí.

 

  1. Fiesta de empaque

Si andas buscando algo más extremo, esta fiesta podría ser lo que necesitas. Es lo que hizo Ryan Nicodemus (la mitad de Theminimalists) cuando decidió que quería llevar una vida minimalista.

Ryan y su mejor amigo, Joshua, empacaron todo lo que había en el apartamento de Ryan… todo. Incluyendo electrodomésticos, las cosas que andaban por las gavetas, ropa, etc. Fingieron que Ryan se iba a mudar de casa. En un día, empacaron absolutamente todo y lo metieron en cajas rotuladas.

Luego, por tres semanas Ryan se dedicó a desempacar las cosas que realmente necesitaba, como su cama y sábanas, su cepillo de dientes (sí eso también se había empacado), etc. Y el resultado tras tres semanas, según como él lo cuenta en esta publicación es que seguía empacado el 80% de sus posesiones.

Esta es una excelente forma de saber qué es lo que de verdad necesitas y usas. Todo lo demás, lo puedes donar o vender porque no le está añadiendo valor a tu vida.



  1. Fiesta de escaneo de fotografías

Esta es otra de las fiestas de Theminimalists (su teoría es que si lo llamas una “fiesta” es más divertido). La idea detrás de esta fiesta es minimizar fotografías.

Es posible que en tu camino hacia el minimalismo hayas decidido ignorar tus álbumes fotográficos. Es lógico, las fotografías son tremendamente sentimentales. Pero… por otro lado, ¿qué tan seguido sacas esas cajas y álbumes de fotografías?

Consigue un scanner de calidad, haz un respaldo digital de todas las fotografías que tengas, súbelas a la nube y listo. Ahora todas tus fotografías siguen existiendo y puedes dejar ir las cajas mohosas. Invita algunos amigos a tu casa, abre una botella de vino y revisen juntos las fotografías (incluso esas en las que tu corte de pelo no era el mejor) y elije con ellos las fotografías más maravillosas que tengas para dejarlas a la vista.

Si algo le pasara a tu casa, tus fotografías no se van a perder estando en línea. Además, la verdad es que de un paseo o un evento importante lo usual ahora es tomar docenas de fotografías, pero sólo unas cuantas son las que de verdad apreciamos.

Una idea extra es comprar un marco digital, en el que puedas mostrar las fotografías que más te gustan.

Teniendo tus fotografías escaneadas, puedes enviar a tus familiares y amigos las que ellos podrían querer y así todos pueden compartir una linda memoria, sin necesidad de estar pegados a un trozo de papel.

 

  1. Reto minimalista: declutter de 70 cosas en 7 días

Este es uno de los retos minimalistas que he creado yo y que me encanta.  Se trata de sacar 70 cosas de tu casa en una semana. Cada día de la semana revisarás un espacio diferente de tu casa (cuarto, baño, cocina, etc.) y tratarás de sacar 10 cosas de ese espacio. Si puedes sacar más de 10 cosas sería genial, pero si te cuesta un poco asegúrate, al menos, de deshacerte de 10 cosas.

La idea es analizar con ojo crítico cada área de nuestra casa. A veces nos acostumbramos a ver esa bolsita de papel sin uso en un rincón, pero ¿para qué guardas esa bolsita? Analiza tus espacios y te aseguro que encontrarás varias cosas que no necesitas.

En una semana puedes ser 70 cosas más ligera. ¿No te dan ganas de intentarlo? Si quieres leer el reto completo o ver la lista de sugerencias para cada día de la semana, revisa esta publicación.



  1. El reto minimalista de 30 días

Este es uno de los retos minimalistas creado por Theminimalists (aparecen bastante en esta lista). La idea es tremendamente sencilla. Por treinta días te irás deshaciendo de cosas. El día uno, sacas una cosa. El día dos sacas dos cosas y así sigues, hasta que el día 30 sacas 30 cosas.

Si haces la matemática, te das cuenta de que en un mes deberías haber sacado 465 cosas. En este reto todo cuenta, desde elementos decorativos, hasta electrodomésticos. Puedes atacar tu cocina, armario, garaje o baño.

Eso sí, no se vale acumular días. Cada día, antes de la media noche, debes haber sacado las cosas de ese día. Este reto es excelente para no perder mucho tiempo analizando cada objeto. Tienes 24 horas para tomar una decisión.

La recomendación es hacerlo con alguien. Así es más divertido y pueden competir para ver quién logra llegar más lejos. Esto también hace que sea más sencillo seguirlo en el tiempo (porque alguien más te va a recordar lo que estás haciendo).

Si quieres leer lo que Theminimalists tienen que decir al respecto, esta es la publicación del reto en su blog.

 

  1. Reto de 100 objetos

Finalmente, si todos los retos minimalistas anteriores te parecen demasiado sencillos y buscas algo más emocionante, puedes probar el reto de vivir con 100 cosas o menos.

La idea original es de Dave Bruno. Puedes ver su TedTalk aquí (está en inglés).

Este reto es simple en concepto: cuenta tus pertenencias, deshazte de casi todo y deja solamente 100 cosas con las que vas a vivir por un año. Si decides contar un par de zapatos como una cosa o dos, eso es asunto tuyo. Lo que realmente importa aquí es que te des cuenta de cuáles son las cosas que realmente necesitas para vivir y que alinees tus acciones con tus pensamientos.

Según Bruno, todos sabemos que comprar miles de cosas no nos asegura tener felicidad, pero pocos actuamos al respecto. Es normal entrar a una tienda y comprar cosas que no necesitamos porque tal vez una compra más nos haga llegar a algún sitio… al que, muy en el fondo, sabemos que no se llega comprando.

Puedes ponerte este reto y ver si lo logras mantener unos meses o unos años. Definitivamente es interesante.

 

 

Espero que encontraras algo útil en esta publicación. Estoy segura que alguno de estos retos minimalistas se adaptan a tus intereses y necesidades. Si planeas hacer alguno de estos retos o ya probaste uno, cuéntame en los comentarios cómo te fue. Si tienes otros retos o juegos (o fiestas) que puedan servir para empezar a ganar inercia en el minimalismo compártelos también. Es genial cuando aprendemos unas de otras.

Y no olvides que puedes suscribirte al blog para recibir información extra. Además, aquí hay una lista de otras publicaciones sobre minimalismo que podrían interesarte.

20 cosas que deseché, gracias a minimalismo

20 cosas más que eliminar, gracias al minimalismo

Minimalismo: 10 preguntas para comenzar

6 reflexiones sobre “Compilación de retos minimalistas”

  1. Hola Nela!!!! Estoy decidida… mañana comienzo con mi reto minimalista… (adaptación propia del declutter de 70 x 7) De la emoción quería comenzar hoy….jajja!!!!Pero me dije: una cosa por vez!! Así que hoy me dediqué a realizar un esquema exhaustivo de objetos a desaparecer de mi vista y DE MI VIDA (porque ya descubrí que soy de las acumuladoras con raptos de ordenadora… snifff!). También distribuí los días y hasta fijé el horario en que voy a hacerlo. Ahora te lo comparto a vos (Gracias por tanta inspiración!!!!) y ya les informé a mis hermanas, que sé que no me van a dejar decaer en mi propósito (… no las querrías tener de enemigas!! Jejej!!!) Al cabo de un mes, espero poder tenerte las mejores noticias!!!
    Un abrazo desde Argentina! Flor.

    1. ¡Hola, Florencia!
      Me reí muchísimo con lo de “acumuladora con raptos de ordenadora” (jajaja).
      Me alegra mucho que te inspiraras, espero que logres tu reto y más. Te deseo la mejor suerte y espero que tus hermanas de verdad te mantengan al día.
      Y suena como que ya llevas mucho camino adelantado, con horario y todo. ¡Wow!
      Me cuentas cómo te va 🙂 🙂 🙂

  2. Saluditos Nela.

    Los retos que nos muestras son bastante interesantes y no sé si voy a aplicar uno de ellos o todos jajaja, pero sí te digo que esta entrada fue como una inspiración, ya que, estaba leyendo el libro de Marie Kondo “La magia del orden” cuando me llegó la notificación de tu blog al correo (jeje casualidad o destino).
    Ser minimalista es algo que se debería practicar, porque esto de vivir en un constante caos no es sano para nadie y el desorden nos envuelve y nos roba la tranquilidad.
    Muy buena!

    Sigue adelante 🙂

    1. ¡Hola Kennia, me alegra leerte de nuevo!
      Suerte con los retos y con el libro (me encanta Marie Kondo).
      Es genial hacer estos retos porque nos mantienen enganchadas y al mismo tiempo entretenidas.
      ¡Un saludo!

  3. Buenas! Aquí Jaír, de EfectiVida.
    Muy bueno Nela! No está nada mal la compilación. Las que más me gustan son las ideas de TheMinimalists (vi el documental y lo tienen muy bien montado, jeje). Una idea para escanear las fotos es usar alguna app en el movil; bastante sencillo y rápido. La que yo uso me costó 6€ y detecta el tamaño de la fotografía, lo captura, y lo manda a la memoria de las fotos, que también tengo sincronizada con la nube. De hecho, esto de escanear sirve para casi todos los documentos también, excepto algunos muy importantes que haya que conservar.
    Nada, poco a poco nos vamos haciendo minimalistas con tu ayuda. Por información no será.
    Un saludo!

    1. Hola Jaír, yo no soy muy tecnológica, pero las apps hacen cosas grandes.
      Gracias por compartir la idea.
      Y por supuesto también vale la pena digitalizar documentos. Yo tengo una hoja de OneNote con todos mis recibos de la hipoteca y otra con todos los de la maestría. Así no tengo que andar guardando hojas 🙂
      ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *