3 cosas que debes eliminar de tu vida

3 cosas que debes eliminar

Si te interesa el minimalismo y, sobre todo, si estás empezando a experimentar con él, es posible que estés muy enfocada en sacar cosas que no usas. Tal vez ya ordenaste tu armario o tu cocina o estés planeando hacerlo. O tal vez ya contaste tus posesiones y estés pensando cuáles vas a donar. Esos son excelentes inicios, de hecho, así comencé yo también. Pero hay ciertas cosas que quisiera haber eliminado mucho antes de revisar mi armario. En esta publicación voy a contarte cuáles son esas 3 cosas que debes eliminar de tu vida tan pronto como puedas.

No todo es material

Empecemos por aclarar que el minimalismo sí tiene raíces fuertes en la idea de tener espacios limpios y pocos objetos, pero que esta idea viene de algo todavía más profundo. Cuando ordenas tus espacios ordenas tu mente. Para eliminar ciertos objetos de tu vida, necesitas ordenar también ciertas formas de pensar.

El minimalismo cambia tus espacios físicos, sólo cuando han cambiado tus espacios mentales. Esa es la razón por la que, a veces, desechar ciertos objetos es difícil. Ponemos cargas emocionales sobre objetos materiales y acumulamos objetos sentimentales que luego nos cuesta dejar ir.

Tienes que entender que cada objeto que posees tiene una mayor o menor carga emocional. A veces tus objetos hablan de tu pasado, tus amores de la adolescencia, familiares que ya no tienes cerca o amistades que ahora parecen lejanas. Otras veces tus objetos hablan de tus hábitos, tu falta de disciplina o tu impulsividad. Todo lo que te rodea llegó a tus espacios por alguna razón. Tal vez te encantó en la vitrina o tal vez no supiste decir que no. Sea como sea, debes tener presente que tus posesiones de buena forma reflejan quien eres.

Así que, esto del minimalismo no se trata sólo de limpiar y ordenar tu casa o tu oficina. Se trata de verídicamente ordenarte a ti misma, porque los objetos materiales no son sólo objetos materiales. Hay más ellos de lo que el ojo ve.

Las 3 cosas que debes eliminar

Para que de verdad puedas abrazar el minimalismo, debes dejar ir un par de cosas que posiblemente te acompañan en este momento.  Si has leído hasta aquí, posiblemente sepas que no voy a hablarte de cosas materiales. Vamos a hablar sobre esas otras “cosas” que hasta que no cambies, no vas a ver resultados reales en tu viaje minimalista. Aquí te dejo mi lista de las 3 cosas que debes eliminar de tu vida cuanto antes para que puedas disfrutar del minimalismo.

  1. Las vocecitas internas que hablan mal de ti

Esta, definitivamente, es la primera de esas 3 cosas que debes eliminar. Si en tu cabeza hay una o más vocecitas que hablan mal de ti, tienes que dejarlas ir. Esto es difícil. Posiblemente te va costar sudor y lágrimas, pero necesitas una mente que te apoye.

Si planeas hacer hoy una gran limpieza, pero una vocecita en tu cabeza te dice que no vale la pena hacerlo, tienes problemas. No puedes ir por ahí pensando cosas como “siempre he sido desordenada, nunca voy a cambiar” o “¿para qué voy a ordenar hoy si lo voy a arruinar mañana?”.

Las vocecitas que estén en tu mente hablando mal de ti, son veneno y debes eliminarlas por supervivencia. Además, créeme que no son historias que te hayas contando a ti misma. Te aseguro que no naciste pensando “soy un desorden, no vale la pena que trate de mejorarlo”. Alguien en algún momento te atribuyó esas características y tú le creíste.

A todas nos ha pasado, es imposible que no suceda porque construimos nuestra personalidad con base en lo que escuchamos de nosotras mismas. Si te han dicho mil veces que eres un caos, por supuesto que crees que lo eres. Y ¿cómo vas a cambiar, si crees que ser un caos es parte de tu personalidad? Si cambiaras, posiblemente sentirías que no estás siendo honesta contigo misma. Pero ¿adivina qué? No naciste siendo un caos, alguien más te lo ha dicho tantas veces que le creíste, pero si te hubieran descrito miles de veces como alguien ordenada, tal vez lo serías.

Asesina las vocecitas que hablen mal de ti. No las escuches, mándalas a callar. Esta es la primera gran limpieza que debes hacer. Limpia tu mente de los ecos negativos que otros han dejado ahí.



  1. La pereza

La primera ley de Newton es la ley de la inercia:

Todo cuerpo persevera en su estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo a no ser que sea obligado a cambiar su estado por fuerzas impresas sobre él. (Según wikipedia)

En otras palabras, lo que no se está moviendo, no se quiere mover y se necesita una fuerza externa para moverlo. Y a veces tenemos pereza de empezar ese movimiento, el problema es que nadie más puede empezarlo por nosotras.

Debes ser tu propia fuerza externa. Si esperas a sentirte “inspirada” las cosas no van a pasar. La inspiración es excelente para dar un primer paso, pero la inspiración se acaba (si es que llega). Si quieres tener éxito, vas a tener que buscar algo más que inspiración, porque el éxito no es dar el primer paso, el éxito es dar todos los pasos siguientes.

Si ya comenzaste, o planeas comenzar a vivir como minimalista, acepta que no vas a inspirarte y ordenar toda tu casa y mantenerla así por siempre. Van a haber días en los que vas a querer dejar los platos sucios en la mesa, meter en una gaveta lo que te está estorbando y olvidar que existe o, simplemente, salir y comprar todo lo que veas. Pero debes ser tu propia fuerza externa.

Es difícil al inicio, porque como ya dije, lo que no se está moviendo, no se quiere mover. Pero con el tiempo mejora, porque la segunda parte de la ley de la inercia es que cuando algo se está moviendo, no quiere detenerse.

Así que desecha la pereza, arrástrate hasta tu alacena y empieza a ordenar, después de un tiempo obtienes inercia. Y si necesitas motivación, tal vez te sirva esta publicación en la que resumo algunos consejos para mantenerse minimalista.



  1. El miedo al futuro

Esta es la última de las 3 cosas que debes eliminar, pero no por eso es la menos importante. El miedo hace estragos.

Sé que muchas personas guardan cosas porque temen llegar a un momento en el que las necesiten y no las tengan.

El miedo es poderoso, porque nos hace apegarnos a las cosas más absurdas, como esa cuarta espátula en tu cocina. ¿Qué clase de miedo tonto es el que te dice “podrías necesitar una cuarta espátula un día, no la deseches”?

Nos gusta sentirnos seguras. Esa es la razón por la que aseguramos nuestro carro y casa, conseguimos seguros de salud, nos casamos (para tener la certeza de que esa persona va a estar con nosotras siempre), ahorramos y creamos fondos de emergencias, buscamos trabajos estables y creamos rutinas…

Todas esas son falsas seguridades, por supuesto. En cualquier momento podemos perder nuestro trabajo, nuestra casa o nuestra pareja. No hay certezas definitivas. Con eso mente, no nos queda más remedio que esperar lo mejor estando preparadas para lo peor y, en el medio, dejar ir los miedos tontos que nos atormentan.

No vas a necesitar cuatro espátulas. Déjalas ir. Y si llegaras a necesitarlas… estoy segura de que te las arreglarás con la cubertería que te quede.



Estas son las 3 cosas que debes eliminar de tu vida cuanto antes. Si dejas ir los miedos que te paralizan, la pereza que te sabotea y las ideas negativas que te disminuyen, te aseguro que no importará cuántas piezas de ropa haya en tu armario, definitivamente vas a vivir mejor.

Deja ir estas tres cosas y verás que los espacios mentales que encontrarás serán más satisfactorios que cualquier repisa que logres liberar.

Si esta publicación te gustó, podrías querer suscribirte a Casa Cambiante para recibir información extra. Además, podrían interesarte estas publicaciones:

20 cosas que deseché, gracias al minimalismo

Minimalismo: 10 preguntas para comenzar

Minimalismo y educación

19 reflexiones sobre “3 cosas que debes eliminar de tu vida”

  1. Hola Nela. Excelente tu blog.
    Se puede leer en él la genuinidad que tienen todos estos conceptos en tu vida. Eso hacen que impacten fuerte en las nuestras.
    Comencé a leer tu blog por esa “sensación” de paz mental que da el ordenar y la necesidad de “viajar” con una mochila más liviana.
    Gracias

    1. ¡Hola, Cintia!
      Muchas gracias por el comentario. 🙂
      Espero que poco a poco, vayas llevando a tu vida esa sensación de paz de al que hablas. Definitivamente el minimalismo puede ayudarte a lograla, porque aligera la mochila en este viaje que todos hacemos.
      ¡Un abrazo!

  2. Acabo de descubrir tu blog en pinterest ! Muchas gracias ! Estoy en el proceso de depurar closets y mi taller de manualidades ! Quise copiar tu excelente publicación para reenviar a mi familia y sale una leyenda y no lo permite hacer . Me encantaría que mis hijos lo leyeran ….ojalá haya algún modo .
    Saludos desde México!
    Felicidades y gracias por compartir tus conocimientos !

    1. ¡Hola Cecilia!
      Me alegra escuchar que estás empezando a depurar. Es la mejor parte, porque ves cambios muy rápido. Mucha suerte con este proceso.
      Lamento mucho el error que te sale. Es un pluging que está dando error, pero estoy trabajando en eso (es una de esas cosas tecnológicas que no se llevan muy bien conmigo).
      Puedes copiar el texto y cuando sale el error sólo darle Aceptar o Entendido… eso te libera la pantalla para seguir copiando.
      Si no te sirve y te parece bien, puedo enviarte el texto a tu correo electrónico. Nada más me dices y yo te lo hago llegar.
      Me encantaría que lo compartas con tu familia.
      Un saludo

      1. Muchas gracias Nela!!
        Ojalá pronto se solucione ese error ! Así le hice …y con empeño pude enviarles tu enseñanza.
        Pero del que si te pido por favor que me lo envíes a mi correo es el del Reto Minimalista …deshazte de 70 cosas en 7 días . Está excelente …nos llevas de la mano en esta tarea de deshechar …desapegarnos y liberarnos de muchas cargas !
        Muchas gracias !!
        Saludos desde México!

  3. Tienes toda la razón Nela, y creos que en mi caso el segundo punto es el más complicado. Te haré caso y empezaré a realizar esos importantes cambios, seguro lo material será mucho más fácil.
    Gracias de verdad.

    1. Me alegra que te interesara la publicación.
      Y te deseo mucha suerte con esos cambios. Como dices, si lograas esto, lo material será fácil.

      Un saludo

  4. Muchas gracias por compartir!
    Me encantó tus analogías y todo el trabajo interno que tengo que llevar a cabo como una guía
    Empezar es la clave!!!
    😄😄😄

  5. Hola! Por aquí Jaír, de Efectivida. Muchas gracias por tu artículo. Muy acertadas las tres cosas a eliminar. De las tres, la que más me gusta es la de la pereza. Es como un vehículo: mucho más fácil mover la dirección cuando estás en marcha… parado es complicado. Desde luego, el minimalismo se puede aplicar a muchas cosas. Fantástico! Saludos!

    1. Hola, Jaír.
      Como siempre es un gusto leerte. Y excelente la metáfora. Un auto en movimiento permite mover la dirección, uno detenido no.
      Un saludo!

  6. Hola Nela!!

    Que acertada ha sido esta publicación, nunca antes había sido tan claro entender o concientizar esa ley de Newton, entre más quietos, menos nos vamos a querer mover, perdiendo así la motivación de hacer algo, de cambiar y muchas veces hasta de vivir, lo cual aplica para todo en nuestra vida. La pereza y el miedo son los peores enemigos de todas nuestras aspiraciones, nos destruye las posibilidades de alcanzar una meta y forjarnos un mejor futuro.
    Esta entrada ha sido como una revelación o debería decir una iluminación, me gusta como nos hablas de cosas que nos afectan y nos ayudas a verlas de un modo diferente.

    Saludos!

    1. Hola, Kennia. Un gusto saludarte, de nuevo. 😉
      Es triste pensar que a veces perdemos la voluntad de movernos y mejorar, o incluso, como dices, a veces perdemos hasta las ganas de vivir. La vida no siempre es como quisiéramos. Pero como dije en la publicación, debemos ser nuestra propia fuerza externa. A veces lo único que nos separa de lo que queremos es simplemente ponernos en movimiento.
      Me alegra mucho que te gustara la publicación, definitivamente para eso escribo.
      ¡Un abrazo! 🙂

  7. Me encantó!! Creo que no hay cosa mas real que ver el cambio en nuestro interior, si logramos vivir mejor eliminando miedos, pereza e ideas negativas (asi como tu dices) lo demas con certeza vendrá por añadidura.

    1. ¡Me alegra que te encantara!
      Y me encanta leerte por aquí, Madeleine.
      Como bien dices, no hay nada más real que el cambio que se da en nuestro interior.

      ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *