¿Por qué deberías tener escondites para ahorros?

¿Por qué deberías tener escondites para ahorros?

¿Te ha pasado que tienes unos hermosos ahorros, pero de pronto los usas para algo que no tenías planeado? O peor aún, ¿alguna vez creíste tener unos buenos ahorros y cuando revisaste resultó que eran mucho menos de lo que pensabas porque los fuiste gastando sin notarlo? Tal vez a ti (como a mí) te sirva “esconder tus ahorros”. En esta publicación te cuento cuáles son mis escondites  para ahorros, tal vez algunos te sirvan también a ti.

Un tour por mis habitaciones financieras

Mi dinero “vive” en diferentes lugares, voy a contarte cuáles son esos lugares para que después puedas ver, cuáles son mis “escondites”.

  1. Cuenta principal de Banco A en la que me depositan mi salario.
  2. Cuenta secundaria del Banco A en la que tengo mi ahorro de emergencias.
  3. Dos fondos de inversión en moneda local (colones).
  4. Un fondo de inversión en dólares.
  5. Cuenta del Banco B en la que tengo el dinero que destino a donaciones.
  6. Cuenta del Banco C en la que tengo un ahorro extra.
  7. Una alcancía en forma de pez.

Como ves, tengo mi dinero dividido en muchas partes. La razón por la que hago esto es muy simple. No hay forma de que pueda gastar todo mi dinero o de que pueda perder todo mi dinero con facilidad.

Te recomiendo que trates de separar tu dinero. Tenerlo todo en una sola cuenta no te deja seguirlo con detalle. Es mucho más fácil saber qué vas a gastar, qué vas a ahorrar o a donar cuando tienes cuentas separadas para cada una de estas cosas.

Mis escondites para ahorros

El dinero al que tenemos acceso rápido, lo gastamos con facilidad. A todas nos ha pasado, una tarde de lluvia que pasamos por una cafetería y compramos algo de comer, sólo porque tenemos el dinero en la bolsa para hacerlo.

Es muy sencillo gastar dinero porque la sociedad trata de crear en nosotros necesidades a diario y de vez en cuando hacemos compras por impulso que hacen que nuestras finanzas se tambaleen. Comprar por impulso es terrible, pero es muy fácil hacerlo cuando tenemos dinero al alcance de la mano.

Llevar en la billetera todos nuestros ahorros (ya sean en efectivo o en tarjetas) es la máxima tentación existente para gastarlos.

Si en tu billetera llevas poco dinero y el resto lo tienes lejos, al menos lo que esté lejos estará seguro. Por supuesto, no estoy sugiriendo que entierres tu dinero en el patio de tu casa. Pero sí, que pongas una parte de ese dinero en dónde sea difícil recuperarlo.

Esos lugares difíciles son escondites para ahorros. Algunos serán más efectivos que otros. Déjame contarte cómo funcionan los míos.

Para comenzar diré que la cuenta en que me depositan mi salario no es un escondite, como tampoco lo es mi cuenta de ahorros de emergencia. A estas dos cuentas tengo acceso sencillo, aunque también tengo la disciplina (casi siempre) de no tocar mis ahorros de emergencia a menos que de verdad tenga una emergencia. Dicho esto, vamos a los escondites.

Escondites para ahorros. Nivel 1

Este es un escondite relativamente seguro, aunque no muy secreto. La fortaleza que lo rodea puede ser penetrada con poca dificultad. Estoy hablando de mi cuenta Banco C en la que tengo un ahorro extra.

En mi billetera no tengo tarjeta a esta cuenta. La tarjeta está bien segura en mi casa, lejos de mis ojos (es más fácil olvidar que existe si no la veo). Así que, si quiero gastar el dinero que tengo ahí, debo ir a mi casa, buscar la tarjeta para luego salir de compras. El proceso es lento, así que casi nunca ocurre.

El único problema de este escondite es que la tarjeta existe y yo sé dónde está. Así que tengo que olvidar su existencia conscientemente… ¿tiene sentido?

Escondites para ahorros. Nivel 2

Este segundo escondite es mucho mejor que el primero, porque está protegido por una fortaleza casi impenetrable. Me refiero a mis fondos de inversión en moneda local. Toma una semana retirar dinero de un fondo de inversión. Casi cualquier compra, por urgente que parezca, deja de ser necesaria tras una semana. Así que los fondos de inversión son excelentes para ahorrar dinero a largo plazo.

Y un bonus de los fondos de inversión es que el dinero gana más intereses en ellos que en una cuenta de ahorros normal.

Escondites para ahorros. Nivel 3

El tercer escondite es mucho mejor que el primero y el segundo. Está protegido por una fortaleza casi impenetrable y además tiene guardias de seguridad que impiden el acceso. Este escondite es mi fondo de inversión en dólares.

No sólo toma una semana sacar el dinero de un fondo de inversión, sino que hay que tener en cuenta el costo del dólar al momento de sacar el dinero, ya que el banco convertirá los dólares, a moneda local cuando se hace el retiro.

Yo soy buena en matemáticas, pero eso no implica que tenga ganas de revisar el precio del dólar proyectado para dentro de una semana con el fin de calcular cuánto perdería de mi ahorro debido a la conversión de moneda… Sólo he usado este fondo de inversión una vez en mi vida (cuando compré mi apartamento, la historia completa la pueden leer aquí).

Igual que con los fondos de inversión en colones, gano más intereses en el fondo de inversión que en una cuenta de ahorros.

Escondites para ahorros. Nivel 4 (también nivel 0, según como se vea)

Este escondite para ahorros es el equivalente a enterrar el dinero en un bosque deshabitado. Podría ser el mejor escondite jamás o el peor. Es probable que el dinero esté tremendamente seguro, es probable que yo misma olvide dónde lo puse, pero también es posible que sea encontrado por alguien más. Estoy hablando de mi alcancía.

De vez en cuando pongo dinero en mi alcancía. No sé por qué, pero casi siempre olvido que lo hice. Mi alcancía tiene forma de pez y me parece un adorno. Supongo que, por eso, cuando a veo, lo que pienso es que es linda y no que tiene dinero dentro.

Como dije, olvido que ahí hay dinero (lo que mantiene al dinero seguro de mí) pero hay otras personas en mi casa que a veces toman dinero “prestado”. En realidad, a mí esto no me molesta. De todas formas, el dinero de esa alcancía para mí no existe (se me olvida al menos).

Cada vez que abro esa alcancía (más o menos una vez al año) encuentro una sorpresa. A pesar de que el dinero que pongo ahí es poco, siempre que la abro tengo suficiente dinero para hacer algo divertido. Además, abrir una alcancía es como desenterrar un tesoro. Yo me siento de nuevo como una niña cada vez que la abro.

Recapitulando

Entre menos dinero tengas a mano, menos dinero gastarás. Prueba no llevar mucho efectivo en tu billetera o dejar algunas tarjetas en tu casa. Verás que gastarás menos.

Divide tu dinero en diferentes cuentas, esto te permite saber cuánto dinero tienes disponible y cuánto ahorrado. Además, esto te ayuda a mantener tus ahorros a salvo.

Trata de tener ahorros en lugares a dónde te cueste llegar. Estos son los escondites para tus ahorros. Así proteges tu dinero de ti misma (seamos honestas, posiblemente tú seas la mayor amenaza para tu dinero).

Los fondos de inversión son la mejor forma de tener dinero a salvo y además de ganar intereses que no conseguirías en una cuenta de ahorros tradicional.

Las alcancías son divertidas. Deberías tener una, aunque sea sólo para las moneditas más pequeñas.

 

Espero que estas ideas para “esconder” tus ahorros te sirvan para tener fortalecer tus finanzas. Si tienes preguntas o comentarios puedes dejarlos abajo o escríbeme por aquí. Si conoces otras técnicas para evitar gastar tus ahorros, por favor compártelas conmigo. Me gusta mucho poner a prueba diferentes métodos para ahorrar.

Si te interesan más consejos para ahorrar te recomiendo estas publicaciones.

Consejos para ahorrar como un adulto.

¿Cómo hacer un presupuesto teniendo en cuenta tus plazos?

¿Qué son las compras por impulso y por qué no son sanas?

5 hábitos minimalistas para mejorar las finanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *