5 ideas para sobrevivir a la cuesta de enero

5 ideas para sobrevivir la cuesta de enero

Todas hemos vivido la dichosa cuesta de enero. Después de todos los gastos de fin de año, enero se vuelve un mes difícil en el sentido financiero. El problema es que la cuesta de enero se evita desde noviembre o diciembre del año anterior y ya estamos 3 de enero. Si no cuidaste tus finanzas el año pasado, podrías estar en una situación complicada. Pero no te desesperes. Hay un par de cosas que puedes hacer para sobrevivirla con dignidad.

Una confesión

No cumplí mi presupuesto de diciembre al 100%. Ahí está, ya lo dije. Me excedí y la razón es una tontería. Me excedí porque no cuidé los detalles y Dios está en los detalles. Te voy a contar lo que me pasó.

En mi cuenta bancaria en línea tengo varios pagos que no se hacen automáticamente, sino que yo debo aprobarlos primero, así siempre sé qué se va a deducir de mi cuenta. En diciembre, aprobé los pagos pendientes para enero (o al menos ese era el plan).

Uno de esos pagos es el seguro de mi auto. Y supongo que, en medio de la emoción de las vacaciones y la comida extra, no revisé bien lo que aprobé. Pagué el seguro de mi carro hasta mayo, cuando en realidad quería pagarlo hasta enero… Fue un error, pero ese error me puso ahora en una situación que no me encanta.

A todos nos pasan estas cosas, somos humanos y cometemos errores. Mi error significa que tengo un presupuesto menor para este mes de enero (¡Buuu!) pero mi seguro está pagado hasta mayo (¡Yey!).

Trato de ver el lado positivo de las cosas porque de nada sirve enojarme con mí misma por un error que ya no puedo corregir. Sin embargo, no voy a mentir, una pequeña parte de mi mente dijo muchas malas palabras cuando se dio cuenta de lo que había hecho, por suerte era una parte tan pequeña que el enojo le duró apenas un minuto.

La cuesta de enero

Para las que no saben, cada mes tengo que pagar mi hipoteca, mi maestría, los servicios de la casa que comparto con mi familia, así como los del apartamento que estoy tratando de remodelar. Es mucho dinero que, si no cuido en detalle, puede volverse un problema.

Habiendo gastado sin quererlo más dinero del que tenía planeado en diciembre, ahora estoy viviendo la famosa cuesta de enero. Es cierto que podría usar mis ahorros para seguir la vida como si nada. Pero esos ahorros tienes otras razones de ser. Así que he hecho una lista (amo las listas) de cosas que puedo hacer para tratar de mejorar esta situación. Si estás en una situación similar, estas ideas podrían ayudarte.

  1. Vender artículos

Este fin de año aproveché para sacar un par de cosas de mi armario. Tengo varios vestidos preciosos que nunca uso porque yo siempre tengo frío (yo sé que vivo en el trópico, pero eso no implica nada). Además, mi estilo es más de jeans que de vestidos. Así que planeo vender un par de vestidos que alguien más puede usar y para los que yo ya no tengo uso.

Vender artículos en línea es algo que no había intentado antes, pero quiero probarlo para ver qué tal me va. La verdad, creía que no iba a dar con sitios dónde vender. Pero cuando hice mi búsqueda me di cuenta de que en Costa Rica hay muchas páginas webs dedicadas a la venta de artículos usados.

  1. Semanas sin gastos.

Esto es algo que leí en el blog de The Busy Budgeter, uno de mis favoritos. De vez en cuando vale la pena tomar la decisión de no gastar en nada por un par de semanas. No se vale ir a comprar antes. Se trata de vivir con lo que se tiene. Esto obviamente genera ahorros además de incentivar la creatividad.

Revisa qué hay en la alacena y trata de inventar algún platillo con eso. No compres comida fuera de tu casa. No vayas a actividades en las que gastarías dinero. Busca alternativas para pasártela bien sin gastar dinero, por aquí hay un par de ideas.

En mi caso, en enero, trataré de no hacer gastos por dos semanas. Esto implica que voy a tomar el autobús un par de días, lo tengo muy claro, porque tomé la decisión de hacer estas dos semanas sin gastos, antes de llenar el tanque de gasolina… pero no se vale hacer trampa.

  1. No caer en tentaciones

La cuesta de enero no debería convertirse en la cuesta de febrero, marzo, abril…

No es prudente tratar de mejorar las finanzas de este mes con deudas que luego tendrías que arrastrar por varios meses.

No pidas préstamos, créditos o tarjetas. Si logras abstenerte de este tipo de cosas por un mes, todo pasará. Si te endeudas para mejorar tu situación de enero, el problema se convierte en una bola de nieve.

Es difícil, cuando estamos pasando situaciones de restricción no querer salir de ellas lo más pronto posible y por cualquier medio. Pero hay que tener un pensamiento a largo plazo. No dejes que la situación de hoy, te arruine mañana, pasado mañana, el día después

  1. Ahorrar en especies

Para que el cierre de enero no sea tan malo, es necesario ahorrar. Yo sé que la cuesta de enero implica, muchas veces, que no quedan moneditas para guardar, pero se puede ahorrar en especies.

¿A qué me refiero?

A apagar la luz siempre que no la estés usando, a ducharte en menos tiempo, a desconectar los aparatos que no estés usando. Estos ligeros cambios pueden hacer que las facturas al final del mes no sean una carga más. Haz algo este mes, por lo que tu fututo ser te de las gracias.

  1. Da gracias por tener el vaso

La situación actual puede no ser la ideal. Eso no significa que todo esté mal.

Recuerda que el vaso puede estar medio lleno o medio vacío. Tú escoges cómo verlo… y siento honesta, me parece que deberías dar gracias tan sólo por tener el vaso.

La situación económica de este mes puede apestar, pero aún hay cosas buenas. En mi caso, aunque tengo mucho menos presupuesto del esperado debido a mi error pero también tengo dos manos que funcionan, una familia maravillosa y cientos de libros gratuitos en línea para pasar las noches.

Sé agradecida y mantente feliz a pesar de que las finanzas no vayan muy bien. No vas a mejorar tus finanzas con una mala actitud, así que es mejor simplemente tener una buena.

 

Estas son mis ideas para sobrevivir a la cuesta de enero. Si tienes más ideas, por favor déjalas en los comentarios. Me encantaría conocerlas y ponerlas a prueba.

Y si quieres evitar llegar las situaciones económicas malas en el futuro, te recomiendo estas publicaciones, que podrían interesarte.

5 hábitos minimalistas para mejorar las finanzas

El paso más importante para sanar tus finanzas

5 pasos para crear un presupuesto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *