Minimalismo: ¿Cómo comenzar?

Minimalismo: ¿Cómo comenzar?

Si estás leyendo esta publicación, posiblemente tengas una idea de lo que es el minimalismo y estés interesada en probarlo. ¡Esto es muy emocionante! Recuerdo muy bien cómo me sentía cuando empecé a incursionar en el minimalismo, aprendí muchísimo en poco tiempo e hice cambios que aún hoy, un año después, me parecen válidos. Pero también me confundí muchas veces y tuve que hacer preguntas que no siempre fueron contestadas satisfactoriamente. Por eso ecribo esta publicación, para ayudar a todas las que quieren iniciarse en el minimalismo.

Esta publicación puede contener links afiliados. Para más información sobre nuestros links afiliados revise las políticas del blog.

Si llegaste aquí sin estar muy segura de lo que es el minimalismo esta publicación podría ayudarte a tener una mejor idea de lo que es.

Si ya tienes una idea de lo que es el minimalismo, pero no sabes por dónde comenzar, sigue leyendo. Vas a encontrar ideas sencillas que puedes poner en práctica sin necesidad de hacer inversiones y que te ayudarán a comenzar una vida minimalista.

Consejos para comenzar en el minimalismo:

  1. Empieza por sacar basura de tus espacios físicos

Todas sabemos que hay cosas que son basura y que aun así no hemos botado. Me refiero a facturas viejas, accesorios para cabello que no sirven, lapiceros sin tinta, etc. Deshacernos de cosas que son basura es sumamente satisfactorio y no cuesta nada. Además, ya sabías que esas cosas se debían ir. Y cuando tengas espacios libres de basura, has un compromiso contigo misma de no volver a guardar basura por ningún motivo. Así tendrás una buena base sobre la que irás construyendo tu vida minimalista.

Una buena técnica para no volver a acumular basura es tener más de un basurero en casa. Tal vez necesites uno en la cocina, uno en el baño, uno en la oficina y posiblemente uno en tu cuarto. A veces encontramos basura en nuestro bolso, pero nos da pereza ir a dejarla hasta el basurero de la cocina si estamos en el cuarto (a mí también me pasa). Ten un basurero en el cuarto. Has lo que sea necesario para mantener tus espacios limpios.

Y en la medida de tus posibilidades, trata de separar tus desechos para reciclar. O mejor aún, de empezar a evitar adquirir cosas que sean basura. Si necesitas ideas de cómo evitar que la basura llegue a tu hogar puedes leer estos consejos para mantenerse minimalista.

  1. Has inventarios

Saca un par de horas para revisar tus posesiones. Revisa lo que tienes en las gavetas de la cocina, en el baño, en la oficina y en el armario. No tienes que hacerlo todo el mismo día, puedes empezar con unos espacios y luego ir pasando a los demás. Tal vez sea más sencillo hacerlo poco a poco. Aunque cuando yo empecé tenía tantas ganas de ver diferencias, que hice todos mis inventarios en menos de una semana. Lo importante es que te adaptes a tus propios tiempos, eso sí, sin perder el impulso.

Si decides ir poco a poco, podrías aprovechar unas horas para revisar todos tus zapatos. ¿Cuáles no usas? ¿Cuáles están dañados y no vas a reparar? ¿Algunos te lastiman y por eso los odias? Crea varias pilas de objetos: los que se quedan (porque los amas o porque lo usas seguido) y los que no vas a volver a usar y deben ser botados y los que vas a donar o vender. Y aquí es muy importante que no negocies contigo misma. Si dijiste que los ibas a botar, bótalo. Si dijiste que lo ibas a donar, dónalo.  Estás creando disciplina, no te traiciones a ti misma.

Elimina duplicados, (ya lo he dicho y lo repito) te prometo que nunca vas a usar cuatro espátulas de cocina a la vez, en especial si vives sola o tu familia es pequeña. Quedate con el de mejor calidad y dejar ir el resto.

Esto no es como botar basura, la basura es fácil de sacar. Pero cuando se trata de otros artículos por los que posiblemente pagamos dinero, es más difícil verlos partir. Pero recuerda, no desperdiciaste el dinero que pagaste por esas cosas, lo invertiste en probar algo diferente y en aprender que no era para ti. El aprendizaje es valioso.

  1. Dale un lugar a las cosas

Esto es Orden.0 (la versión más básica de Orden que existe). Si cada cosa tiene un lugar siempre vas a encontrar todo y además tendrás muy claro qué espacios libres tienes y qué espacios ya están saturados. Ordena tu armario y revisa cuánto espacio libre queda. Si no hay espacio para más vestidos, será obvio que no debes comprar más vestidos. ¿Tu alacena está saturada de cajas de cereal? Cómete los cereales que tienes antes de comprar más.

Además, darle a cada cosa un lugar específico ayuda a mantener el orden mental. No tendrás que estar buscando por todas partes cosas perdidas. Todo estará al alcance de tu mano, listo para ser usado cuando lo necesites.

  1. Comparte lo que estás haciendo

Es muy importante que otras personas sepan lo que estás tratando de lograr. Esto te mantiene en el camino correcto. Cuando hacemos algo sin decirle a nadie, es muy fácil abandonar porque nadie nos va a cobrar nuestra falta de compromiso.

Pero si dices que vas a hacer algo y otras personas lo saben, es posible que te recuerden cuáles son tus objetivos si a tí se te olvidaran… 😉

Explícales a tus amigos o familiares por qué quieres vivir de forma minimalista, cuéntales los beneficios que esperas ver en tu vida. Te aseguro que encontrarás apoyo.

Y si sintieras que no estás listas para contárselo a ellos (podría pasar), puedes escribirme a mí. Yo de verdad quiero que todo el planeta sea minimalista (sería un lugar maravilloso), así que no dudes. Puedes dejar tu comentario en esta publicación o suscribirte a mi lista de correos aquí.

  1. Celebra las pequeñas victorias

Disfruta de lo que estás haciendo. El minimalismo no es una jaula, es un gigantesco par de alas. Estás construyendo libertad. Así que celebra las pequeñas victorias. Comenzar algo nuevo debe ser divertido.  ¿Lograste vender muchos artículos de ropa? ¡Eso merece un picnic en el jardín! ¿Donaste cientos de cosas a personas que van a darle un buen uso? ¡Excelente, deberías hacer palomitas y ver un maratón de tus películas favoritas!

Eso sí, no caigas en la trampa de ir de compras para celebrar. Se trata de celebrar con experiencias y no con objetos, no lo olvides.

 

Espero que esta publicación te diera una idea de por dónde comenzar si estás interesada en ver lo que el minimalismo puede hacer por ti. Si sientes que necesitas ayuda más específica, puedes dejar tus comentarios en esta publicación o escribirme.

También podrían interesarte alguna de estas publicaciones.

Quiero una vida aburrida.

Minimalismo… como yo lo entiendo.

Consejos para mantenerse minimalista.

Armario minimalista: 5 consejos.

¿Cómo divertirse sin gastar dinero?

Y no puedo dejar de recomendar que leas el libro de Marie Kondo. Te prometo que vas a aprender muchísimo. Léelo. De verdad. No hay forma de que yo pueda contarte todo lo que encontrarás en el libro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *