11 beneficios del minimalismo en el día a día

11 beneficios del minimalismo en el día a día

A diario doy gracias de haber dado con el minimalismo. Este proceso me ha hecho la vida más feliz. En esta publicación quiero contarte cuáles son los beneficios del minimalismo en mi vida. Con suerte, a ti también te pica el gusanito del minimalismo después de leer esto. Eso me haría muy feliz, porque tu vida también empezaría a mejorar, como lo ha hecho la mía.

Para las que no saben, creo que el minimalismo es un proceso que me ayuda a crear hábitos y a tomar decisiones de forma que mi vida siempre tenga sentido. Nada en mi vida está aquí por error, todo ha sido planeado. Hace unos años no era así. Hace un tiempo tenía cosas que no necesitaba o quería. Mi armario era un desorden, mi carro parecía una bodega y mis gavetas estaban llenas de tonterías sin uso.

Pero todo eso ha mejorado desde que entendí lo que el minimalismo tenía para ofrecerme, que es también, lo que el minimalismo podría ofrecerte a tí. Te dejo la lista de los beneficios del minimalismo en mi día a día.

  1. Espacios más ordenados

Dicen que donde hay orden está Dios. Y debe ser verdad, porque la paz que emana de una casa limpia o de un escritorio ordenado no se compara con nada. El minimalismo me ha ayudado mucho a generar hábitos de orden y limpieza.

  1. Menos tiempo muerto

Cuando tienes una espátula y no cuatro, es fácil saber dónde está. No vas a perder tiempo buscando entre mil cosas, la que necesitas. Tampoco vas a perder tiempo sacudiendo cosas sin uso, ordenando objetos o revolcando gavetas con el fin de dar con lo que necesitas. Esos tiempos desaparecen.

  1. Más tiempo libre

Siguiendo con el punto anterior, si no tienes que quitarle el polvo a miles de cosas, haces la limpieza rápido. Te queda tiempo libre para hacer lo que quieras.

Pasa lo mismo si no tienes que buscar tu abrigo favorito en el fondo de un armario atiborrado o tus medias en el fondo de un cajón (aquí puedes encontrar 5 consejos para mantener un armario minimalista). Entre menos cosas tengas, más fácil es cuidar de todas ellas y más rápido encuentras la que buscas. Lo que te deja tiempo libre para hacer otras cosas. El tiempo libre es uno de los más valiosos beneficios del minimalismo. ¿Quién no quiere tener más tiempo?

  1. Mejor administración del dinero

Gracias al minimalismo he mejorado el control de mis finanzas (aquí puedes leer sobre cómo hacer presupuestos buenos). Tengo dinero para hacer cosas que me interesan. Por ejemplo: remodelar mi apartamento, estudiar una maestría y donar dinero a causas en las que creo.

  1. Mejor autoconocimiento

Conocernos a nosotras mismas es muy importante. Tenemos que saber en qué somos buenas y en qué necesitamos ayuda. Debemos saber por qué hay cosas que nos hacen felices y otras que nos enojan. Tenemos que poder evitar lo que nos hace daño emocionalmente. El minimalismo pone a prueba nuestra mente, más que nuestro cuerpo. El minimalismo forma carácter. Gracias al minimalismo aprendí a decir que NO a muchas cosas: publicidad, malas amistades, impulsos de mi mente consumista… El minimalismo me ayudó a determinar qué es importante para mí y que no. Me ha ayudado a saber qué necesito, qué quiero y qué puedo tener.

  1. Mejor compresión de lo que es valioso

Uno de los beneficios del minimalismo más importantes para mí, es que ahora me doy cuenta de lo que las cosas valen de verdad. Un par de zapatos no vale 100 moneditas… vale el tiempo que invertí en conseguir esas 100 moneditas. Cuando medimos el valor de las cosas en tiempo de vida y no en dinero, la perspectiva cambia. De pronto nos damos cuenta de que las cosas más valiosas no son las más caras.

  1. Separación del “yo soy”, “yo tengo”, “yo trabajo”

Yo soy inteligente, divertida, disciplinada y creativa.

Yo tengo un título universitario, un apartamento y un auto.

Yo trabajo creando cursos virtuales, en conjunto con profesores, para la universidad para la que trabajo.

Es importante recordar que no eres lo que tienes, ni tampoco eres lo que haces en tu trabajo. Cualquiera que crea que su trabajo es su vida, está equivocado. Cualquiera que piense que su valor radica en las cosas que tiene está equivocado. El minimalismo nos ayuda a separar lo que somos de lo que tenemos o hacemos.

  1. Desintoxicación del consumismo

El consumismo sin sentido tiende a generar en nosotros una falsa sensación de alegría a la que podemos volvernos adictos. Esste tipo de consumismo afecta nuestra cuenta de ahorros, satura nuestros espacios físicos y doblega nuestra voluntad. El minimalismo nos ayuda a cambiar los patrones de consumo y a desintoxicarnos de esas actitudes que nos han vendido los medios. Aquí puedes encontrar información sobre el consumismo y cómo liberarte de él.

  1. Calma

Nuestra mente se relaja y encuentra calma cuando decidimos ignorar la publicidad y el consumismo. ¿Sabías que una persona promedio está expuesta a cerca de 3000 anuncios publicitarios al día? Imagina lo que tu cerebro debe hacer para poder concentrarse en cualquier otra cosa que no sea comprar algo. El minimalismo nos ayuda a tomar la decisión de ignorar la mayor parte de esa publicidad y con el tiempo esto se convierte en un hábido que no te quita energía. Aprendes a no caer en las trampas del consumismo y las evitas automáticamente después de un tiempo. Esto nos genera calma mental. No hay que correr a aprovechar una oferta, ni a adquirir el último chunche (costarriqueñismo para cosas cuyo nombre no recordamos o no queremos decir) de moda antes de que se agote.

La calma también se asocia a el tiempo libre del que hablé antes y al orden en nuestras pertenencias. Son muchos factores los que hacen que una persona minimalista viva una vida más tranquila.

  1. Mejores pertenencias

Cuando tenemos sólo cosas que necesitamos y no gastamos nuestro dinero en tonterías, es posible hacer inversiones en lugar de gastos. Invertir es un lujo que no todos pueden darse. Para mí este lujo es uno de los beneficios del minimalismo.  Yo he hablado de las mejores inversiones de mi vida antes. No las hubiera logrado si no fuera porque tengo una cuenta de ahorros sana. Y la razón por la que mis ahorros me sirven para invertir es porque no voy por el mundo comprando todo lo que me ofrecen, sino lo que realmente necesito. Puedo hacer inversiones en lugar de gastos porque sé esas cosas que compro, estarán conmigo por largo tiempo. Los objetos que tengo son de buena calidad y le agregan valor a mis días.

  1. Agradecimiento

Una parte importante del minimalismo es darnos cuenta de lo que tiene valor para nosotros. Valorar cosas, personas, situaciones y experiencias nos ayuda a mantenernos agradecidos. Estar agradecidos con la vida mejora nuestro humor y nuestra capacidad de enfrentarnos a lo que venga. Dar gracias crea resiliencia y para mí el hábito de dar gracias está estrechamente relacionado con el proceso de entender que lo que tengo y hago genera valor en mi vida. Por aquí están mis agradecimientos del mes de noviembre.

 

Estos son los beneficios del minimalismo  en mi vida. Llevo un año en este proceso y no me arrepiento de haberlo empezado. Me habría gustado empezarlo antes, pero no se puede cambiar el pasado.

Me encantaría saber si estás usando el minimalismo para mejorar tu vida. En caso de que no sepas cómo empezar, tal vez te sirva esta publicación, en la que hablo sobre lo que es el minimalismo.

Deja en los comentarios tus preguntas y prometo responderte. Si tienes comentarios o quieres más información, los comentarios también te pueden servir para contactarme, o puedes suscribirte al blog para recibir el boletín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *