Consejos para mantenerse minimalista

8 consejos fáciles de seguir para mantenerse minimalista.

Hace un tiempo empecé a enterarme de que el minimalismo existía. Le di la oportunidad y en cuestión de poco tiempo me enamoré. La idea de ser dueña de cosas que me son útiles me fascinó, como también me fascinó la idea de vivir una vida más simple. Ser minimalista es un proceso, en el que quiero mantenerme por siempre y estos consejos podrían ayudarte si estás pensando hacerlo tú también. Aquí te cuento sobre mis primeros acercamientos al minimalismo y sobre los consejos que me hubiera gustado darme a mí misma en ese momento.

Ser minimalista encaja muy bien con mi plan de llevar una vida aburrida. Ya sé que suena raro, pero esa es mi filosofía. Y creo que muchas personas, sin saberlo, están desesperadas por llevar vidas aburridas también.

El minimalismo se me hizo fácil desde el inicio. Las cosas que yo no amaba y que se habían venido acumulando por años, me pesaban sobre los hombros. En el momento en que empecé a limpiar mis espacios y a deshacerse de objetos innecesarios, mi menté se empezó a despejar también.

En cuestión de un mes había ordenado mi closet, la alacena de la casa, los cajones del escritorio, los cosméticos del baño y mucho más. Y estaba determinada a mantenerlo así.

Pero con el tiempo, algunas cosas empezaron a colarse de regreso. Un regalito aquí, una muestra gratis allá…

Mantenerse minimalista (o intentarlo, como en mi caso) es muy difícil. No porque falle la voluntad, sino porque esta sociedad capitalista cree que queremos tener muchas cosas. Y cuando uno trata de vivir con menos… bueno, tratar de ser minimalista es como nadar contra corriente.

Para que el minimalismo no fracase en nuestras vidas, tenemos que tomar la decisión de jugar un papel activo en lo que se refiere a los objetos que vamos a dejar en nuestras vidas. Me refiero a que cada vez que estemos por comprar algo, debemos preguntarnos si de verdad es algo que necesitamos. Y nos deberíamos hacer esa misma pregunta cada vez que alguien intenta regalarnos algo.

¿Ya no puedo recibir regalos?

No dije eso. Dije que debemos asegurarnos de recibir regalos que necesitemos, tal como debemos asegurarnos de comprar las cosas que necesitemos.

Aquí les dejo una lista de consejos para seguir comprando y recibiendo regalos, sin convertir sus casas en almacenes de objetos sin uso. Son cosas que he ido poniendo en práctica y me han servido para mantener a raya los “chunches” (en Costa Rica, se llama “chunche” a cualquier objeto para el que no se tiene o no se recuerda el nombre. Ejemplo de uso: “Mamá, ¿dónde está el chunche para alizar el cabello?”).

¿Cómo evito ser la dueña de objetos que no le añaden valor a mi vida?

Consejo 1

Las rebajas ya no me llaman la atención. No voy a comprar una blusa que no me encanta sólo porque está rebajada. No tiene sentido gastar mi dinero en cosas que realmente no amo. Prefiero ahorrar ese dinero para usarlo en algo que sí le añada valor a mi vida.

Consejo 2

Dejé de aceptar “regalos” y “regalías” de mi trabajo, la ferretería, la tiendita de la esquina o la farmacia del barrio. ¿Para qué voy a llevarme a mi casa una bolsa con el logo de la farmacia, si no la necesito? ¿Qué es gratis? No me importa… basura gratis no me llama la atención. Y es que tarde o temprano esa bolsa va a ir a parar al basurero. Por supuesto al farmacéutico no le digo todo esto… a él le doy las gracias y le explico amablemente que ya tengo otras bolsitas y que no estoy ocupando una más.

Consejo 3

Si alguien me pregunta qué quiero de regalo (navidad o cumpleaños) yo pido cosas que de verdad le aporten algo positivo a mi existencia. Recientemente mi hermana me regaló una copa menstrual (mis comentarios respecto a la copa están aquí) porque era algo que yo tenía tiempo queriendo, pero que había podido comprar. Es un regalo útil, que me ahorra mucho dinero y me hace una persona más responsable con el ambiente.

Consejo 4

Pensando en más regalos… muchas veces digo que de regalo quiero comida o tarjetas de regalo. La comida nunca sobra (o al menos a mí nunca me sobra) y las tarjetas de regalo las puedo cambiar por cosas que de verdad necesito.

Consejo 5

Trato de vivir experiencias en lugar de comprar objetos. Si al final de un mes cumplí con mi presupuesto y me quedaron unas moneditas extra trato de (ahorrarlas primero, pero si por algún motivo decido gastarlas) usarlas para comprar experiencias. ¿Qué son experiencias? Una cena en el nuevo restaurante de comida tailandesa que no he probado. O gasolina para ir a un parque nacional al que hace mucho tiempo no voy. O una pizza gigante, para ir de picknick. Cualquiera de estas actividades es más valiosa que uno aretes nuevos o una camisa nueva, porque todas son cosas que puedo hacer con personas a las que quiero.

Consejo 6

Hago listas antes de ir de compras. De esta forma, cuando llego al supermercado no paseo por todos los pasillos, sino que me enfoco en encontrar las cosas que necesito. Esto me ha ayudado a evitar comprar cosas innecesarias y además me mantiene dentro de mi presupuesto (¡consejos doble propósito!).

Consejo 7

También tengo una lista de las cosas “específicas” que necesito. Por ejemplo, en esta categoría, actualmente tengo: abanico para la oficina, sandalias negras y anteojos nuevos. Son objetos bien planificados que van a tener una razón de ser para mí. Cuando se me ocurre que podría comprar una blusa nueva, reviso mi lista y en lugar de comprar la blusa… me voy a la óptica. Así libero un poco las “ganas de hacer compras” (la capitalista-consumista todavía vive dentro mío) y de paso compro algo que sé que voy a usar.

Consejo 8

Leo mucho sobre minimalismo y reviso constantemente blogs de otros minimalistas. He aprendido que leer sobre el tema me mantiene entusiasmada. Se me hace más sencillo rechazar cosas que no requiero o eliminarlas si ya las tengo, cuando sé que soy parte de una comunidad que está tratando de vivir una vida más simple. Es bueno saber que no estamos solos.

Estas son las acciones que yo he tomado para evitar meter objetos innecesarios en mi vida. Pon estos consejos a prueba a ver si les funcionan para tu vida. O si tienes ideas que yo no listé, déjalas en los comentarios. Me gusta que compartamos los ideas que hemos ido encontrando.

7 reflexiones sobre “Consejos para mantenerse minimalista”

  1. Hola! Yo también soy una convencida del minimalismo como estilo de vida y me encanta: permite libertad, practicidad y te lleva a vivir la verdadera esencia del tiempo: el presente.

  2. Hola Nely. Me parece muy interesante todo lo que comentas. Yo también estoy interesada en el minimalismo. Me he leído los dos libros de Marie Kondo y he tratado de ponerlos en práctica.
    La verdad es que cuesta salir de la corriente consumista que nos rodea y nos bombardea, pero sigo en mi empeño.😊Saludos desde Tenerife (Islas Canarias)

    1. Hola, Esther.
      No aflojes, se puede vivir sin ser consumista y si los estás intentando ya estás dando pasos fuertes.
      ¡Un abrazo hasta Islas Canarias!

  3. exelente articulo… me encanta de verdad la filosofia minimalista… trAto de seguirla peroo me cuesta tantooo 😓.. voy a poner en practica tus consejos!!.. si tienes material web que compartir me encantaria q me los pases… besotes

    1. ¡Estoy muy feliz! Saber que te interesa esto me hace sentir muy acompañada. ¡Gracias por tus comentarios, Alejandra!
      Te puedo recomendar que empieces leyendo el libro de Marie Kondo, La magia del orden.
      Yo empecé por ahí, porque primero hay que ordenar los espacios que tenemos antes de poder ordenar emociones y sentimientos.
      Si no quieres comprar el libro, puedes buscar en línea sobre el método KonMari. Vas a darte cuenta de que ella tiene prácticas muy útiles y otras un tanto extrañas, pero la verdad así fue cómo yo comencé en este viaje. Y lo vale. En esta publicación yo explico lo básico de sus ideas de organización. (Espero que el link sirva, es la primera vez que trato de insertar un link en los comentarios y viendo el editor de comentarios no me siento muy confiada…)
      En todo caso si no sirve, lo puedes buscar en el blog, es una piublicación que se llama 3 principios de organización.

      Saludos y un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *